lunes, 11 de agosto de 2014

A tí, líder enfermero...

No, esta entrada no es una carta abierta a el presidente del CODEPA, ni al presidente de la organización colegial enfermera, no somos tan pretenciosos, no creo que ninguno de ellos nos vaya a leer, y menos  atender a alguna de las cosas que podemos decir desde esta "atalaya", o quizás sí... quizás ahora sí.

En cualquier caso no va dirigida a ellos esta misiva, es una misiva al aire, que la recoja quien quiera, la lanzamos sin acritud, desde el más profundo respeto a quienes de una forma u otra toman o no decisiones que afectan no solo a determinadas personas que son enfermeras sino que afectan a la profesión en general.

Líderes hay muchos, formales, informales, con autoridad, con poder,...han llegado donde están de forma diversa y en ocasiones sin querer. La visión que tenemos de nuestros líderes es muy variada, quizás alguno de nosotros hemos sido, lo somos ahora, o lo seremos en el futuro.

No queremos meternos en un charco hoy (parece que últimamente nos metemos en más charcos de los que quisiéramos), pero sí queremos hacerles un respetuoso guiño a todos esos compañeros que toman las decisiones que nos afectan, que participan en los foros donde se cuecen las habichuelas, que son la cabeza visible de la profesión en los centros, en el sistema.

Quizás si eres uno de ellos, piensas que esta "guerra" del colegio no va contigo, que es un rollo que no tiene que ver con lo que haces, con tus preocupaciones del día a día, con tus criterios a la hora de tomar decisiones, si piensas eso creemos sinceramente que estás equivocado. Quizás si piensas que eres valioso para la profesión, que también la guerra del colegio va contigo, si es así nos alegramos y te pedimos que compartas con nosotros tu visión, que te unas y nos ayudes a cambiar la realidad de la profesión en nuestra comunidad.

Tus decisiones, tu trabajo como responsable de Enfermería o como reponsable de algún proceso importante en tu centro... (¡Ah! Perdón, se me olvidaba que las enfermeras no podemos gestionar procesos importantes, solo nos dedicamos a cosas de enfermeras), tiene un impacto clave en la situación de la profesión en nuestra comunidad, en cómo nos ven los responsables de centros y sistema, en cómo nos ven otros compañeros, los ciudadanos y seguramente en cómo nos vemos nosotros mismos.

Si has tirado la toalla, porque no hay ya nada que hacer, quizás deberías revisar tu liderazgo. Si eres de los que piensas que esto no avanza porque no nos dejan, quizás deberías revisar tu liderazgo. Si crees que es normal el techo que tiene tu profesión y el acceso que tiene a gestionar las cosas importantes, si estás de acuerdo en como está estructurado jerárquicamente el sistema, quizás deberías revisar tu liderazgo. Si no crees que la Enfermería está preparada para aportar mucho más a la sociedad en esta comunidad, quizás deberías revisar tu liderazgo. Si piensas que sigue siendo bueno hacer/decidir/gestionar las cosas como siempre, sin proyectos, sin medir, sin basarnos en pruebas, sin investigar, quizás deberías revisar tu liderazgo. Si crees que lo más importante de tu trabajo es gestionar carteleras, quizás deberías revisar tu liderazgo.

El liderazgo es uno de los tópicos más repetidos sobre nuestra profesión, se habla de liderazgo enfermero o de su falta en políticas de salud, en el dia a día, como agente de transformación de la profesión, en proyectos de  investigación en liderazgo de enfermería, e incluso en la reciente polémica sobre la dirección de unidades de gestión clínica.

La Enfermería, al menos desde aquí creemos que es así (aunque a veces no lo parezca...), pide cambios, cambios que requieren líderes dispuestos a "pelearlos". Necesitamos que los líderes tomen conciencia de que los cambios se cuecen también con sus decisiones y su ejemplo, líderes que también exijan a la organización colegial que esté a la altura.

Si eres de esos líderes que quieren y pueden cambiar las cosas, sabes que te necesitamos en #6000enfermeras, y sabes que cambiar el colegio tiene también que ver contigo; si eres de los otros (sinceramente queremos pensar que son muy pocos...) te vamos a demostrar que hay mucho por hacer, que no necesitamos permiso de nadie para aportar, que no hemos tocado techo y si lo hemos hecho tenemos que romperlo, que podemos gestionar procesos importantes y debemos estar en un nivel más alto en la estructura  del sistema. Demostraremos que estamos preparados y podemos ofrecer mucho más al sistema, que las cosas se pueden hacer de otra manera y que administrar carteleras no es lo más importante de gestionar cuidados.